NUESTRO FUNDADOR

General-Choi-Hong-Hi-1-229x300.jpg

El Embajador Choi fue el “fundador” del Taekwon-Do como es acreditado por la Enciclopedia Británica.

Como miembro fundador del Ejército surcoreano enseñó artes marciales a los soldados asignados a él desde 1946. Nombró al Taekwon-Do y lo promocionó sin cesar como el arte marcial de defensa personal coreano.

En 1957 fue el vicepresidente de la Asociación de Taekwon-Do de Corea, de breve duración. En 1959 formó la Asociación Coreana de Taekwon-Do (KTA) y sirvió como el primer presidente. También en 1959, escribió el primer libro sobre el Taekwon-Do y dirigió el equipo militar de Taekwon-Do en las demostraciones en Vietnam y Taiwán, marcando la primera vez en la historia que el Taekwon-Do fue realizado en el extranjero.

El General Choi idearía las 26 Formas o Tuls. Estas fueron las primeras formas coreanas jamás creadas.

En 1962 presentó personalmente el Taekwon-Do en Malasia cuando fue asignado allí como el primer embajador de Corea.

En 1965 dirigió de buena voluntad, una gira alrededor del mundo patrocinada por el  gobierno de Corea. La visita formó la base para la creación en 1966, de la Federación Internacional de Taekwon-Do (ITF), primer órgano rector mundial para el Taekwon-Do. Esto marcó la primera vez que Corea fue sede de una organización internacional.

La ITF crecería hasta tener millones de miembros en más de cien países y él presidiría durante su vida, 17 de sus campeonatos del mundo. El General Choi viajó por el mundo sin descanso para enseñar y promover el Taekwon-Do original. Fue el autor de 5 libros sobre el tema, muchos de los cuales tenían numerosas ediciones y varias reimpresiones. Sus trabajos escritos han sido traducidos a por lo menos 8 idiomas. También supervisó el desarrollo de diversos tipos de grabaciones electrónicas de lo que él creó; lo que hace del Taekwon-Do el arte marcial más documentado nunca.

ANTECEDENTES Y LOGROS

El General Choi Hong Hi-nació en 1918 en Hwa Dae Ri, Ham Kyung Buk Do, una provincia en la parte noreste de Corea cerca de Cheongjin. Es importante tener en cuenta que cuando nació el General Choi, Corea era una nación unificada. Sin embargo Corea estaba sufriendo bajo una ocupación brutal por parte del Japón imperial. Los coreanos a menudo se refieren a este tiempo como el “Período Oscuro.” Cuando nació, Corea utilizaba el calendario lunar.

Utilizando el calendario lunar, su cumpleaños era el 9 de noviembre de 1918. Sin embargo en el calendario occidental era diciembre 22. Sin embargo el General Choi prefirió celebrar su cumpleaños el 9 de noviembre en el calendario occidental, combinando así las dos culturas dentro de las que viviría.

El General Choi había estado expuesto a historias y a algunas técnicas básicas de Taek Kyon, para reforzar su salud y confianza cuando estudió caligrafía como un adolescente frágil. Irónicamente, su padre lo envió a estudiar caligrafía y los clásicos chinos ya que fue expulsado de su escuela japonesa local, controlado por participar en protestas cuando era joven.

Esto demostró desde el principio, su terquedad, fuerte idea de independencia, la afinidad por la justicia y el sentimiento anti-japonés, este último influenciado por los sentimientos de su padre y que ellos compartían. Años más tarde, a medida que crecía, se fue a Japón para continuar su formación académica. Mientras, él iría allí a ganarse el Cinturón Negro II Dan en una forma de Karate Shotokan.

Fuentes independientes confirman que, en efecto, él enseñó Karate en Japón en un YMCA antes de regresar a Corea.

Como la Segunda Guerra Mundial llegaba a su fin, los japoneses que ahora estaban perdiendo claramente, recurrieron a reclutar forzosamente hombres coreanos en el servicio militar. Una vez reclutado en servicio en contra de su propia voluntad, el joven Choi Hong-Hi se involucró en un complot para derrocar al gobierno colonial japonés imperial.

Eventualmente, los conspiradores planeaban unirse a lo que algunos llamaron El Ejército Antijaponés de los Estados del Noreste y los esfuerzos del guerrillero de Corea, Kim Il-Sung, quien llegó a ser un comandante del movimiento clandestino de resistencia e independencia. Choi estaba en la lista de los más buscados por los japoneses.

El éxito de este movimiento y la resistencia coreana se vio favorecido por la disponibilidad de moverse de uno y otro lado a través de las fronteras de China y la Unión Soviética que se encontraban en la región noreste de Corea. Los traidores, que eran colaboracionistas coreanos, informaron los planes y el General Choi y otros fueron encarcelados.

Mientras estuvo preso se entrenó en su Karate y a veces, incluso, instruyó a los guardias de la prisión, según lo verificado por otro recluso que estaba involucrado en el complot y que también estaba en confinamiento como compañero de cárcel.

General-Choi-Hong-Hi-photo-3-238x300.jpg
General-Choi-Hong-Hi-photo-1-copy-7-223x300.jpg
General-Choi-Hong-Hi-photo-4-244x300.jpg

Al terminar la Segunda Guerra Mundial, Choi Hong Hi fue perdonado y liberado de su cautiverio en Pyongyang.

Se dirigió a Seúl y se convirtió en alguien fundamental en ayudar a establecer el gobierno surcoreano, abogando por el control democrático nacional y contra el comunismo.

Como un joven segundo teniente, comenzó a enseñar Karate a sus soldados bajo la denominación de Tang Su Do.

Como este Oficial Subalterno fue escalando posiciones, continuó la difusión de aquél a través no sólo de sus esfuerzos personales de enseñanza sino que, además, reclutó a artistas marciales coreanos para convertirlos en instructores para enseñar al creciente número de soldados bajo su mando. Incluso cuando viajó a Estados Unidos para recibir entrenamiento militar en 1949, aprovechó la oportunidad para mostrar su arte marcial (muy probablemente fuese el primer coreano en hacerlo).

Un buen ejemplo de esta iniciativa para enseñar las artes marciales a sus soldados fue cuando ya con el grado de General, él fue el encargado de formar una nueva división en la isla de Jeju. El 29º de Infantería que se conocería como la “División Puño”. Fue aquí que él tuvo al teniente Nam Tae-Hi y al sargento Han Cha-Kyo, miembros de la Chung Do Kwan transferidos bajo su mando y asignados a enseñar las artes marciales a los soldados de esta nueva división de infantería.

El uso del puño que hizo el General Choi en la bandera División y emblema era simbólico del espíritu de lucha marcial que el joven general quería inculcar a sus tropas. Un monumento fue erigido en la isla de Jeju para conmemorar la histórica inauguración “División Puño”. Este monumento contiene la caligrafía del General Choi, la denominación y la enseñanza sobre el Espíritu Marcial. Como resultado de esta historia, la isla de Jeju ha llegado a ser conocido como el “Seno del Taekwon-Do”.

Cuando esta famosa División completó su formación, se trasladó a Corea continental. El General Choi organizó una demostración de artes marciales para el presidente surcoreano Dr. Seung-Man Rhee, La demostración fue en honor del cumpleaños del Presidente y a la vez, de la celebración del primer aniversario desde la formación de la División “Puño”.

Su exhibición fue tan exitosa que el Presidente declaró que esta debe ser enseñado a todas las tropas. El Dr. Rhee había llamado a lo que mostraron como Taek Kyon, un juego marcial popular coreano indígena que es anterior a la ocupación japonesa. El General Choi, sin embargo, sabía que era más correctamente llamado Tang Soo Do. Este evento proporcionó la motivación para encontrar un nuevo nombre para lo que se convertiría en un arte marcial coreano de defensa personal.

Más tarde, en el otoño y el invierno de ese año (1954) el General Choi, utilizando tanto sus avanzadas habilidades sobre la educación y de la caligrafía que involucraban un amplio conocimiento de los personajes y el lenguaje chino, buscó y más tarde concibió el nuevo término de Tae Kwon Do. Esta denominación refleja con mayor precisión el desplazamiento del énfasis sobre el uso de las piernas para patear. Por supuesto, tenía una palabra para el puño, pero al igual que la “División Puño,” una mano formando un puño significaba fuerza. Así Kwon se unió con Tae para describir las partes físicas de su arte marcial. El General Choi dio indicaciones a sus instructores para que los soldados gritaran TAE KWON al saludar, para ayudar a grabar el uso del nuevo nombre. Esta tradición aún hoy se lleva a cabo por millones de estudiantes de la ITF, cada vez que se saludan.

To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.

press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom

Después de que el General Choi creó el nuevo nombre de Taekwon-Do, entonces hizo varios intentos de unificar los Kwans de Artes Marciales civiles, ya que había obtenido la aprobación del Presidente de Corea del Sur como lo demuestra la caligrafía de Taekwon-Do que el Dr. Rhee escribió con su propia mano. En 1957 se convirtió en el vicepresidente de una efímera Asociación de Taekwon-Do de Corea. El presidente de la Asociación en ese momento no era un artista marcial, un político llamado Lee Jae-Hahk. Entonces el Maestro Son Duk-Sung, instructor de la Chung Do Kwan, se desempeñó como Secretario General.

En 1950, el General Choi también sirvió como honorario Kwan Jang Nim de la Chung Do Kwan, después de que su Gran Maestro fundador Lee Won-Kuk se trasladó a Japón para escapar del maltrato político. El Chung Do Kwan fue uno de los primeros Kwans de Artes Marciales en abrir puestos en Corea después de la Segunda Guerra Mundial. Fue un muy influyente Kwan y muchos de sus miembros recibieron los programas de entrenamiento militar del General Choi como instructores y líderes de alto nivel.

En 1959, dirigió la primera exhibición del equipo de Taekwon-Do en el extranjero cuando en marzo, llevó el equipo a Vietnam y Taiwán. Ese mismo año se estableció y se convirtió en el primer director del Departamento de Arte Marcial del Ejército. El 3 de septiembre de 1959 formó la primera Asociación Coreana de Taekwon-Do y se desempeñó como Presidente inicial. Un par de meses más tarde, fue el autor del primer libro sobre el Taekwon-Do, escrito en coreano Hangul y Hanja chino. Este libro documenta las primeras cinco formas coreanas que creó junto con la ayuda de los soldados bajo su mando. (Hwa-Rang, Chung-Mu, Ul-Ji, U-Nam y Sam-Il). Este libro histórico se encuentra en exhibición en la sección de historia del museo de Taekwondowon en Muju, Corea.

El General Choi continuaría escribiendo varios libros, incluyendo el libro de texto de 1972 que se conoció como la “biblia de Taekwon-Do”, en 1983 los 15 Volúmenes de la Enciclopedia de Taekwon-Do, obra sin precedentes, varias versiones condensadas de ese trabajo, sus 3 volúmenes de sus memorias, así como una Guía de Cultura Moral. Sus textos escritos han sido traducidos al coreano, chino, Inglés, alemán, español, ruso, japonés y dari (persa afgano o persa). Ha recibido al menos 3 grados de doctorado “honoris causa”, numerosos premios y honores por su trabajo global en Taekwon-Do incluyendo un Premio de Deportes del Gobierno de Corea en 1968.

En 1964, mientras aún era embajador en Malasia, viajó a Vietnam para presentar sus nuevos Tuls a los instructores militares coreanos que se encontraban allí para su posterior difusión. También envió los manuscritos de regreso a Corea, donde se iniciaron también. Después de completar su misión diplomática regresó a Corea y en enero de 1965 fue elegido el tercer Presidente de la Asociación Coreana de TAE SOO DO0. En agosto de 1965, él tuvo éxito en lograr que se cambie el nombre a Tae Kwon Do, por un margen de 1 voto reportado. Más adelante, en el otoño de 1965, dirigió como Embajador en Misión especial, un Recorrido de Taekwon-Do por el mundo, patrocinado por el Gobierno de Corea. En esa gira mundial él también distribuyó su libro en inglés sobre Taekwon-Do: El arte coreano de defensa personal. Este fue el primer libro sobre el Taekwon-Do escrito en idioma Inglés.

El Embajador Choi trasladó la sede de la ITF a Toronto, Canadá, una ciudad que es una zona metropolitana importante en América del Norte. Esta nueva ubicación le permitía estar geográficamente a medio camino entre Asia y Europa, así como tener cerca el norte de América del Sur y el Caribe. Estratégicamente esto ayudaría a fomentar la internacionalización de Taekwon-Do como un arte marcial global.

Canadá también sería la sede de los próximos Juegos Olímpicos, en los que el General Choi deseaba tener a su Taekwon-Do formando parte.

En 1985 se trasladó de nuevo la sede de la ITF a Viena, Austria. Viena se encuentra en Europa Central y Austria mantiene una postura neutral de larga data que permite políticamente igualdad de acceso. Esto fue especialmente importante durante la era de la “Guerra Fría” y los días de la divisoria “Cortina de Hierro” de Europa y la polarización política mundial que resultó de la competencia entre ideologías políticas. Este movimiento brillante ayudó Embajador Choi a seguir su sueño de difundir su Taekwon-Do en todo el mundo sin tener en cuenta la ideología política, las fronteras nacionales, la raza, la religión o credo. ¡Una visión que él vivió para ver hecha realidad!

 

Hoy en día existen numerosas sedes nacionales, asociaciones nacionales y aliadas de la ITF en todo el planeta. Esta es la prueba viviente de que su sueño fue efectivamente hecho realidad.

Después de una vida dedicada al desarrollo del Taekwon-Do, un arte marcial moderno, basado en los valores tradicionales, la filosofía y entrenamiento, el General Choi, fundador del Taekwon-Do y Presidente de la Federación Internacional de Taekwon-Do, murió el 15 de junio 2002, en el país de su nacimiento.

General Choi Hong Hi, Fundador y Presidente de la Federación Internacional de Taekwon-Do murió el 15 de junio de 2002, en Pyongyang, República Democrática Popular de Corea.

To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.

press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom